lunes, 3 de abril de 2017

Pelo de rata y otros regalos de la maternidad



El otro día quedé con mi amiga Sara para desayunar.
Yo, que antes de ser madre llegaba con 15 minutos de antelación a las citas porque odio que me hagan esperar hacer esperar a la gente (no hagas lo que no quieres que te hagan), llegué tarde.

Y allí estaba ella, campo a través, intentando interceptarme en la carretera, casi llegando al punto de encuentro.

- Hola guapa, buenos días.
- Hola hermosa, perdona pero he pillado tráfico... ¿y esa cara?

Y me suelta así, de repente...

- Tía, ¿a ti te pasa que después de haber sido madre se te ha quedado pelo de rata?Resultado de imagen de mouse gif



- Sí querida, sí. De hecho no soy ni la sombra de lo que era.

No hablo de madres que no se cuidan, que se dejan, que no se alimentan bien, que pasan de todo.
NO. No es nuestro caso.
Hablo de la puñetera madre naturaleza y su regalo en forma de baile de hormonas desquiciadas.
Hablo de pelo que se cae y pieles que cuelgan.
Y sobre todo, NO hablo de cambios reversibles. NO, hablo de cambios PARA SIEMPRE.

Sara y yo empezamos a hablar del tema, camino de la cafetería. Esto requería un buen mollete con tomate y aceite y café en vena urgentes.

- Una vez una señora en una gasolinera me dijo "tienes un pelo precioso, disfrutalo hasta que seas madre"
- Sara, hay mucha mala pécora por el mundo echando gasolina, ¿qué pasa? ¿que todas nos quedamos despeluchadas o qué?

Pues según he leído, sí. Yo siempre he tenido una buena mata de pelo, fino pero mucha cantidad (palabra de peluquera), en el embarazo tuve PELAZO, la envidia de cualquier pelo L'OREAL...
Dí a luz y...


Imagen: Carli Davidson


Mi pelo se caía como si no hubiese un mañana. Al peinarme, al ducharme, al dormir...
Así que opté por el "corte post parto" que ahora entiendo por qué la gran mayoría de mujeres se lo hace. Siempre pensé que era por comodidad, por no tener tiempo de peinarte en condiciones.
Pero ¡¡¡NO, NO!!! Es porque nos estamos quedando calvas.

Mientras nos comíamos el mollete, salió el tema de la piel.

- Yo noto que me cuelga la cara, ¿donde fue a parar mi colágeno natural?
- Creo que se nos gastó en el embarazo, o tal vez, ¡¡llámame loca!!, es que a los 40 años poco colágeno producimos ya.

A ver si va a ser eso, que hemos sido madres tardías (o madres añejas como una vez me dijo un médico). Y claro, todo esto ya es muy difícil de recuperar, por no decir imposible.

- Siempre estoy cansada, llegan las 10 de la noche y no me apetece ni ver una serie.
- ¿Qué quieres? La maternidad es una carrera de fondo. No duermes, no descansas, arrastras el sueño de un día a otro, te comes el tarro porque se te descuelga la cara mientras te peinas y ves cómo la mitad de la melena se cae en el lavabo.

Si tienes una joya de hijo insomne como el mío, que no ha dormido 3 horas del tirón hasta casi los 4 años... te pasa factura.
Una vez leí que para tener una piel brillante, sana, lustrosa... hay que domir mínimo 7 horas.
La hormona de crecimiento humana promueve la regeneración de células en la piel. Esta hormona tiene la manía de trabajar de noche, cuando duermes.
Si no duermes no hay hormona y por lo tanto tu cara parecerá la de un Bull Dog.

Triste pero cierto.


Tras otro café, llegamos a la conclusión de que poco podemos hacer.
Es como la pescadilla que se muerde la cola, tenemos 40, las cosas tienden a caer, además no dormimos, por lo que no ayudamos nada a nuestra piel.
Lo del pelo/pelazo seguimos sin encontrarle el sentido pero creemos que todo se debe al estrés diario al que sometemos a nuestros cuerpos y mentes serranas.

También hemos descubierto que somos felices, hasta con nuestras comeduras de cabeza diarias. Que podríamos estar mucho peor (Virgencita que me quede como estoy) y que ya tendremos tiempo de quejarnos a los 50.


Imagen: Playbuzz



Por el momento seguimos teniendo ganas de dar guerra, a las 6 de la tarde si es posible, pero guerra al fin y al cabo.




4 comentarios:

  1. Muy cierto todo lo que comentas, espera que voy a llorar un rato...
    Por otra parte yo nunca he tenido pelazo, ni siquiera en el embarazo, pero ahora lo tengo peor si cabe, y el colágeno de mis carnes... Espera que vuelvo a llorar :'''(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El colágeno es el mal! Nos lleva por la calle de la amargura.
      Tú estás estupenda, de hecho no aparentas tu edad ni de coña!
      Que te lo digo yo!

      Eliminar
  2. Ai como me suena todo... eso y más cositas como una facilidd tremenda para subir de peso que jamás había tenido... pero bueno, maja, que no se puede tener todo y tenemos unos peques preciosos 😜😍

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, yo parece que tenga una buena melena, pero si me miras de cerca, ay amiga! Entre claros de pelo en la parte de arriba y canas, ando...Es lo que hay, pero aún me resisto a cortármelo. Besitos!

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario.
Tu opinión es muy importante para mí.
Pero recuerda, no dejes un link directo a tu blog porque a Google no le gusta y me puede regañar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...