miércoles, 3 de diciembre de 2014

Suelo Pélvico



Hoy he acudido a un taller sobre suelo pélvico organizado por la Asociación de Crianza de Leganés e impartido por Marta Asensio, fisioterapeuta y osteópata experta en obstetricia, bebés y suelo pélvico de la Clínica Nortia en Fuenlabrada.
Salgo con muy buen sabor de boca de este taller ya que ha sido ameno, claro, conciso y muy interesante.
El suelo pélvico es algo a lo que no solemos prestar atención hasta que nos quedamos embarazadas, algunas incluso hasta el post parto no se percatan de lo importante que es y de las consecuencias de no cuidarlo como debemos.


Aunque no es solo competencia de embarazadas y madres.
Marta nos comentaba que hay casos de disfunción del suelo pélvico en hombres y en mujeres que nunca han estado embarazadas, como es el caso de atletas jóvenes que trabajan todos los músculos de su cuerpo a excepción de los que conforman el suelo pélvico, teniendo incontinencia urinaria y otros problemas.
La calidad de vida se resiente muchísimo si hay algún problema derivado del mal estado de nuestro suelo pélvico.


¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.



¿Cómo se puede dañar el suelo pélvico?

El suelo pélvico es elástico, y se recupera solo tras el parto. No es tan fácil dañarlo de forma natural.
Tras un parto natural, no medicalizado, todo volverá a su sitio de forma rápida.
Si en el parto se aceleran las contracciones con oxitocina sintética, si la mujer deja de sentir la necesidad de pujar por culpa de la epidural y tiene que obedecer a las indicaciones de la matrona para realizar esos pujos, si no se deja al cuerpo actuar libremente (que para eso está preparado,  para parir) entonces el bebé nacerá demasiado deprisa, no permitiendo a los músculos del  suelo pélvico distenderse poco a poco.  En ese caso es posible que haya que realizar una episiotomía para evitar el desgarro de la vagina ya que no habrá tenido tiempo de prepararse para que el bebé salga por ella.
Si además a este cocktail explosivo le agregamos fórceps, ventosas, un niño grande o maniobras de Kristeller… es muy posible que el suelo pélvico se vea afectado tras el parto.
Y más teniendo en cuenta el peso que ha tenido que soportar durante los últimos meses de la gestación, por lo que ya vendrá resentido de antes. Y si sumamos partos anteriores, el resultado será un suelo pélvico resentido, muy resentido.

¿Qué elementos forman nuestro suelo pélvico?

Tenemos un grupo de músculos y ligamentos encargados de ser el andamio de nuestros órganos como he dicho más arriba.
En este dibujo podemos apreciar claramente como es y el espacio que abarca.





El grupo de músculos abdominales también ayuda a que el suelo pélvico se mantenga en su sitio evitándonos problemas y por eso también hay que cuidarlo.
Tras el parto y debido al crecimiento de la barriga, los músculos abdominales (los famosos cuadraditos) se separan y relajan en lo que se llama una Diastasis Abdominal:


Esa diastasis permanecerá así durante unos 6 meses tras el parto, por eso es IMPORTANTISIMO no realizar abdominales tradicionales ya que lo único que vamos a conseguir es que esa diastasis no se cierre y se nos quede esa tripa flácida que tanto miedo nos da. Lo ideal es, o no hacer nada y esperar para que el cuerpo se recupere solo, que de eso sabe un rato o, en caso de querer hacer abdominales, que sean hipopresivos.
Los ejercicios hipopresivos no son fáciles de realizar, hay que aprender la técnica así que debemos estar seguros de que los realizamos correctamente para no fastidiarnos más aún los abdominales y el suelo pélvico.
Para el mes de enero espero poder asistir a un taller de hipopresivos y con lo que aprenda escribiré una entrada.

En el abdomen hay 3 grupos de musculos:

-Abdominales (los que hacen que se nos vean cuadraditos cuando están tonificados)
-Oblicuos, que están debajo de los abdominales.
-Transverso, el gran olvidado. Está detrás de las 2 primeras capas de músculos y su función es de faja natural, es el encargado de que tengamos un abdomen plano y firme.

Es por esto que tanto hombres como mujeres debemos cuidar estos 3 grupos de músculos y más aún teniendo en cuenta, como he dicho, que ayudan a nuestro suelo pélvico.


¿Qué ocurre si no cuidamos estos músculos?
En un principio la consecuencia más habitual es la incontinencia urinaria de esfuerzo.
Ya sabéis, toses, estornudas o coges algo pesado y…. zas! Se te escapan unas gotitas.
Nos decía Marta que los fisioterapeutas, en el momento que se te escapa una gota, aunque sea una vez al año, entienden que ya hay incontinencia. Evidentemente de forma muy leve pero si el cuerpo deja escapar una gota de orina es que no está funcionando al 100%.
El 50% de las mujeres sufrirán esta incontinencia a lo largo de su vida. Un 16% de los hombres también lo padecerá.
Por eso cuanta más edad tenemos, más fácil es tener esa incontinencia, los músculos y su estructura se debilitan y no realizan sus funciones de igual manera.
Pero se puede prevenir o al menos suavizar trabajando en ellos.

Por otro lado pueden aparecer otros problemas:
-Gases y heces que se escapan, problemas para controlarlos.
-Estreñimiento.
-Dolor en las relaciones sexuales.
--Anorgasmia.
-Prolapsos.
-Sensación de pesadez de la vejiga o la zona en general.
-Dolor lumbar y de cabeza, aunque parezca extraño también ocurre.


¿Cómo prevenir estos problemas?
-Evitar el estreñimiento no retrasando las visitas el wc. Es decir, si tienes ganas de ir, ve!
No post pongas el momento de ir (a no ser que sea imposible, claro)
Para facilitar la tarea de expulsión podemos ponernos bajo los pies un taburete, caja, poner los pies en el bidet si lo tienes frente al wc… así el cuerpo estará “más cómodo” y la tarea será más fácil.
-Ejercicios de Kegel. Realizarlos como una rutina más.
Una vez que te acostumbras a ellos los haces en cualquier sitio, en el ascensor, haciendo la compra, mientras ves la tv… y ayudan muchísimo a que el suelo pélvico esté en unas condiciones perfectas.
-Evitar cargar peso y si lo hacéis, que sea de forma correcta, doblando rodillas y poniendo duro el abdomen.
-Mantener una posición correcta en caso de embarazo, con la espalda recta.
-Usar un cinturón pélvico para que no pese tanto la barriga en las últimas semanas y tras el parto para ayudar a que la pelvis vuelva a su sitio.


Durante el embarazo:
-Masaje perineal.
-Tener unas condiciones físicas óptimas.
-Evitar y eliminar dolencias como ciática y otros dolores.
-Aprender las mejores posturas para dilatar y cómo pujar.
-Realizar pilates para embarazadas.

Tras el parto y durante la cuarentena es importante:
- Intentar hacer los ejercicios de Kegel una hora después del parto (si es posible). Evidentemente si se ha usado epidural seguramente sea tarea imposible.
-No coger peso de ninguna de las maneras.
-No ponerse faja (OJO con esto, Marta ha hecho mucho hincapié en ello. Cada día son más los profesionales que desaconsejan su uso. Solo consigue que los músculos abdominales no hagan su trabajo)
-Evitar el estreñimiento como ya he dicho antes.

Durante el primer año tras el parto:

-Evitar deportes donde haya que saltar.
-Realizar ejercicios hipopresivos de forma correcta.
-Utilizar bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico (siempre que no haya incontinencia).
-Anticipación perineal al esfuerzo, es decir, sujetar con los ejercicios de Kegel el perineo cuando vamos a toser, a coger peso, etc…



Hemos hablado de muchísimas cosas más, como la labor de los fisioterapeutas antes, durante y  tras el parto, las técnicas que hay para recuperar el suelo pélvico y lo fácil que es solucionar algunos problemas que por desinformación no pueden solventarnos otros profesionales.
Yo desconocía que al paritorio podía entrar, además del padre, familiar o doula que acompaña a la futura madre, el fisioterapeuta.

Un dato que me ha parecido interesante es que en el resto de países de Europa, al ser más conscientes y facilitar los partos más humanizados, disminuyen notablemente las cesáreas y episiotomías.
Además en España no se realizan valoraciones del suelo pélvico tras el parto aunque se recomienda una revisión tras la cuarentena. Sin embargo  en otros países europeos esas valoraciones se hacen hasta en 10 ocasiones.

Aunque el tema gira en la mayoría de los casos en torno al embarazo y parto es importante recalcar que tanto mujeres que han sufrido cesáreas como mujeres que nunca han estado embarazadas y hombres pueden sufrir disfunciones en el suelo pélvico.

¿Te ha parecido interesante?

Compartelo con tus contactos, no te imaginas la cantidad de gente que sufre de disfunciones de su suelo pélvico y no lo dicen.
Tal vez les venga bien la información.





7 comentarios:

  1. Muy buena información. Yo hice recuperación de suelo pelvico con una fisio tras el parto pues mi bebe peso algo mas de 4 kilos y me hicieron una buena episotomia ( ademas de fórceps, maniobra de Kristeller ... ) Bueno el tema es que he tardado un año en recuperarme del todo pero ahora ya estoy bien. Yo recomiendo encarecidamente ir a recuperación de suelo pélvico si hay molestias puesto que los ginecologos se "desligan" un poco del tema una vez has parido, o al menos esa fue la sensación que me dio a mi.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón.
      En estos casos siempre es mejor ir a un fisio especializado.
      Los ginecólogos no pueden tratar este tipo de difunciones solo te marean sin darte soluciones.
      Me alegra que estés mejor y que te haya gustado la entrada.
      Gracias por leerla y comentar!!!!
      Un saludo!

      Eliminar
  2. MI primer parto: Oxitocina a toneladas porque había sufrimiento fetal y había que provocarlo, episosostomía brutal y ventosas. Todo el pack y NADIE habló de suelo pélvico.
    La segunda con una epidural que no funcionó, asi que a empujar con todos los dolores del mundo, y tres puntitos de desagrro.¿Suelo pelvico, Kegel, qué es eso?
    Tercero, sin dolores, epidural de mi vida, puf puf y fuera. NI puntos ni nada.
    Y sí, noto algunas de las consecuencias de ese desgaste ya...
    No pude acudir a preparación al parto por reposo en los tres, nadie me aconsejó, al tiempo fue que en una revisión me hablaron de ello...
    Así que en el futuro me acordaré de todo esto con bastante cabreo y rabia...
    Información sumamente valiosa Olga. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelen hablarte de como cuidar el suelo pelvico tras el parto.
      Como mucho lo hará la matrona en las clases de preparación pero tampoco te dan una información. Sólo que hagas unos Kegel y ya.
      Pero nunca es tarde para recuperarlo Vanesa.
      En Internet tienes mucha información y ejercicios sobre el tema.
      Hay que ponerse a ello porque si no, nos lamentaremos más adelante.
      Un besote guapa.

      Eliminar
  3. Muy buena información Justamente hoy comienza la rehabilitación de mi suelo pélvico, tras dos partos inducidos, oxitocina a saco, el primero con forceps y desgarro clase III. O sea que de quince no quedé :( ... cpmpe dices es un tema q nadie te asoma hasta después del.parto y de la incontinenecia urinaria y de gases otro gran tabú de las que muchas padecemos, pero sigue siendo anormal, estigmatizante y vergonzosa. Como dato, di a luz en el infanta Sofía, y en los partos complicados, forceps, etc si que tienes revisión del suelo pélvico seis meses después del parto y otra mas al año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo esto es tabú y más habitual de lo que parece, da igual la edad incluso el tipo de parto.
      Justo hace 2 dias conocí a una chica que iba a rehabilitación del suelo pelvico a causa de 2 cesáreas. Lógicamente se cortan ligamentos y el sostén de los órganos no es el mismo.
      Donde haces las rehabilitación? ?

      Eliminar
  4. Completamente de acuerdo contigo, si nos ponemos cada día una o dos horas a la semana ya podremos notar la diferencia, es bueno esforzarse porque luego el parto será menos doloroso...

    ResponderEliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, desde Cuéntamelo Bajito te informamos de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Cuéntamelo Bajito.

Para subsanar cualquier error o aclarar tus dudas, puedes escribirnos a nuestra email:

• E-mail: cuentamelobajitoweb@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...