miércoles, 24 de junio de 2015

Cosas que nadie te cuenta sobre el embarazo (III) El tercer trimestre

Barriga de 33 semanas. Aún me quedaban 7 más!

Después del primer trimestre y mi encadenamiento al wc con mis nauseas permanentes y del segundo trimestre, el mejor sin duda alguna, llega.... EL TERCER (y último) TRIMESTRE.
En mi caso Marzo, Abril y Mayo... y mucho mucho calor.
La larga espera en la que el miedo al parto se convierte en "por favor, quiero parir YA!"
Para mí este fue el trimestre más pesado (lógico) teniendo en cuenta todos los kilos que cogí y aquella barriga que no paraba de crecer.
Verás que hay cosas que pasan a formar parte de tus rutinas diarias y hay cosas que irás descubriendo en este maravilloso trimestre.


ARDORES

Yo no sabía que era eso hasta que empezaron. En cuanto me tumbaba. Tremendo!
Notaba fuego en la laringe, subía por la garganta y solo sentía la necesidad de tragar saliva y beber agua. Ni siquiera intentando dormir incorporada se me pasaban.
Daba igual lo que cenase o que no cenase. Ahí estaban, martirizandome.
Ya sabes que durante el embarazo hay infinidad de medicamentos que no puedes o no debes tomar, pero yo descubrí Rennie y me salvó la vida!

Fuente: Rennie (no me dan un duro, solo os cuento que me fue bien)


CREMAS Y POTINGUES VARIOS



Te recomendarán miles de cremas para evitar las estrías, no lo dudes.
Yo me decidí por la NIVEA de la lata azul de toda la vida mezclada con aceite de almendras del Mercadona (no, tampoco me pagan estas marcas, una pena)
Ese potingue asquerosamente espeso y pringoso me lo untaba por toda la barriga y no se si habrá sido por eso o genética pura (mi madre nunca usó crema y tras 2 embarazos nunca tuvo una estría) no he tenido ni una sola estría. Y era de esperar que las tuviese porque mi barriguita tersa y plana se convirtió en el bombo de la lotería de navidad y eso, la piel, lo sufre.
Pero no, parece ser que tengo una piel hiper elástica y todo volvió a su ser sin daños colaterales.

30 semanas y aquello ya pesaba


LA DEPILACIÓN

Si te sueles depilar en casa llegará un momento en que no te verás nada "ahí abajo".
No sabrás del espesor del bosque a no ser que uses un espejo o vayas a ciegas confiando en una esteticista.
Yo había oído tantas cosas al respecto de amigas que ya eran madres mucho antes de que yo me plantease serlo, que decidí hacerme EL LÁSER por si algún día me quedaba embarazada.
Bendita decisión!
No sólo por lo que te va a facilitar las cosas durante el embarazo, no. Es que después de dar a luz verás que, aunque por fin puedas verte las zonas peludas, no tendrás tiempo de depilarlas.
Es el invento definitivo! Lo recomiendo 100%.

Lo mismo pasa con las uñas de los pies, pero en este caso, la solución es que te las corten. Llegará un momento que no te las verás, tus pies desaparecen tras una barriga inmensa y no serás consciente de su existencia ni de que necesitan cuidados.

PIS, PIS, ME HAGO PIS

Esa será una de tus frases estrella, sobre todo en la recta final.
Gota que bebas, gota que no podrás aguantar dentro.
Irás a un restaurante y localizarás el baño antes de sentarte, lo mismo te pasará si vas al cine.
Tu prioridad no serán las salidas de emergencia, serán los aseos.

Y hablando de ir al cine... ve! Aprovecha que tu barriga aún va contigo a donde sea sin protestar.
Una vez seas madre lo de ir al cine se va a complicar bastante. Y si eres de las que puede dejar al bebé con cualquiera y hacer vida social, te dormirás en el cine, así que te va a dar igual.
Aprovecha el embarazo.

PATADAS, UN ALIEN EN TU INTERIOR


Esto es lo bueno del embarazo, sentir a una mini persona dentro de ti, creciendo, moviendose, respondiendo a los que le dices o cuando le tocas. Esto es ALUCINANTE.
No creo que haya sensación más increíble, sobre todo en el último trimestre.
Poder interactuar con tu bebé al que aún no has visto la cara.
Ya os conté en la entrada sobre LAS NANAS que Monete reaccionaba a según qué música.

Pero claro, cuando esa mini persona ya empieza a estar apretada ahí dentro, le estorba tu estomago, tus pulmones, riñones... pues se lía a patadas para acomodarse.
Y a veces ves las estrellas, de verdad. Sobre todo si decide quedarse en esa postura durante mucho tiempo.

Este día creí que me ponía de parto. No sabía si eran contracciones o patadas ninja.

HINCHAZÓN

Es posible que no retengas líquidos pero yo retuve todo el Océano Pacífico.
Pasé a usar un 41 de pié cuando habitualmente uso un 39.
No tenía tobillos, desaparecieron. Y tenía unas manos como una plaza de toros. Enormes, hinchadas, apenas las podía mover. Me costaba hasta sujetar un vaso, sobre todo por las mañanas.
Tras el parto esta hinchazón desaparece. En mi caso tardé un par de semanas, creí que tendría que renovar el zapatero al completo.
Afortunadamente, tarde o temprano, todo vuelve a su ser.

MEDICOS

Y más médicos. Y cuanto más se acerque la fecha del parto, más aún.
Sobre todo las últimas semanas, con los monitores para comprobar el latido de caballo desbocado de tu bebé.

A estas alturas ya sabrás el sexo de tu hijo/a y en la tercera ecografía, a no ser que te la hagas en 4D, no podrás ver nada porque estará apretado y será complicado ver su silueta.

DORMIR

Por último, un consejo. En este caso si que me voy a agarrar a los dichos populares y los consejos de "a pié de calle".

DUERME!!!! Todo lo que puedas, todo lo que quieras. Descansa y si tu barriga te lo permite, duerme y duerme.

Yo no tuve problemas a la hora de dormir ni siquiera en el último mes. Eso si, me despertaba 3 o 4 veces para hacer pis, pero luego me dormía sin problema. Aprendí a coger una postura medianamente cómoda con una almohada grande, de las de matrimonio, entre las piernas y oye... que maravilla!


Pero ten en cuenta que cuando tu pequeño/a nazca es posible que pases muchos meses sin dormir del tirón (yo llevo casi 25 meses con despertares cada 3 horas, las noches buenas).

Y en una de esas noches, después de un día de calor terrible, tras haber intentando pasear más de 30 metros sin poder con mi alma... ocurrió!
Toc, toc... "mamá, soy Monete y quiero salir ya, que hemos pasado la fecha posible de parto y aquí no quepo"

Pero el parto os lo cuento en otra entrada, que fueron 27 horas y no quiero extenderme más.

En esta foto, a punto de explotar, días antes del parto no me reconozco ni la cara, tengo unas manos enormes, los pies solo me entraban en las chanclas y no podía creer que dentro de esa barriga solo hubiese un bebé y no dos.




¿Qué tal fue vuestro tercer trimestre?

Image and video hosting by TinyPic

13 comentarios:

  1. Pues el mio mas o menos como tu lo cuentas mi parto duro también mucho pero con algunas complicaciones pero bueno ver nacer a nuestros bebe merece la pena pasar por todo verdad? :) un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Yo a veces echo de menos la barriga y todas esas sensaciones.
      Pero bueno...
      Y si que merece la pena!
      Un besote

      Eliminar
  2. Que guapisima estas en las fotos! Yo coincido con los ardores, me tienen fritaaaaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay gracias pero vamos yo me veía como un globo sonda.
      Cogi 24 kgs! Irreconocible estaba.
      Ánimo con los ardores, son un rollo muy incómodo.
      Besos!

      Eliminar
  3. Lo siento pero voy a ser la nota discordante y de paso la mas odiada jaja. Yo de las que nombras, solo tuve la acidez, que el último trimestre fue horrible. Todo lo demás...ni pies hinchados, ni pis a todas horas ni nada de nada. Bueno,lo de dormir es relativo, yo llevo casi 3 años sin dormir del tirón porque el mío se sigue despertando una o dos veces para beber agua o pedir teta, pero es un momentín y se vuelve a dormir, realmente ni me entero de esos momentos. Y médicos tampoco, solo la visita de la última eco, porque como nació 15 días antes no tuve que ir ni a basales ni a tactos ni nada. Vamos, que tuve suerte, uno de esos que te hace repetir para que en el segundo te venga todo junto y te acuerdes de lo bien que presumías de un primer embarazo de fabula. Ya te lo contare.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte nena! Yo hubiese firmado por un tercer trimestre así!
      A ver que tal con el segundo... ¿cómo lo llevas con estos calores?
      Verás que pasas un 3er trimestre estupendo!
      Un beso

      Eliminar
  4. Pues yo estoy inmersa en el tercer trimestre y me reconozco en lo muchas cosas de las que cuentas! Los ardores, la incomodidad al dormir, sobre todo porque no sé cómo ponerme y este mozo ya pesa! De momento hinchazón no tengo, pero ya me dicen eso de "tienes la cara rara...". Aun me quedan 7 semanas! Y estoy acojonada por el parto! Contracciones, puntos, hemorroides que fijo me saldrán...(estoy tan estreñida con el hierro que me salen de vez en cuando). Así que creo que de momento tu post sobre el parto no lo voy a leer, porque eso de 27 horas ya me da pánico!!
    Lo mejor? Sin duda sentir a mi niño moverse. Es tan bonita esa sensación que la echaré mucho de menos...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho ánimo! Veras que todo sale bien, no tengas miedo al parto. Es cierto que es doloroso pero intenta disfrutarlo, aunque suene raro. Es un dolor intermitente y sabes que es por una buena razón. Yo si volviese a dar a luz no dejaría que me pusiesen epidural ni permitiría muchas cosas. En mi opinión, cuanta más intervención médica más se alarga la cosa y peor es.
      Sobre los puntos... para mi fué lo de menos, de verdad. Y me cosieron bastante, no me dijeron la cantidad de puntos siquiera.
      Internos y externos. Si los cuidas bien no dan problema.
      Verás que bien sale todo. A mi no me importaría pasar mil veces por ese "dolor" con tal de volver a ver a mi hijo nacer.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
    2. Gracias por tus palabras! Es bonito leer que todo merece la pena por ver su carita. Ya va quedando menos, en un mes o poco más lo tendré ya, y el miedo se acrecenta. Tengo las emociones a flor de piel, llevo unos días muy tensa, tan contracturada que no estoy tranquila. Me da miedo que no esté bien, que le pase algo o nos pase algo, que una vez nazca no sepa qué hacer con él y no sea buena madre y me agobie y... Supongo que estos sentimientos son normales,no? O no? En fin, que quiero dejar de pensar y relajarme! Y disfrutar de lo que queda y del parto! Y no sé qué hacer! Anoche me pegué un berrinche, de golpe y porrazo! Sin venir a cuento! Mi pareja el pobre no sabía ya qué decirme! Estas hormonas y este miedo son de lo peorrr!!
      Gracias por tus ánimos! Un abrazo gordo!

      Eliminar
    3. Hola Esther! Es normal que tengas miedo pero no dejes que te domine, relájate aunque se que parece difícil.
      Verás que dentro de poco, cuando tengas a tu bebé en brazos sabrás muy bien que hacer. Sigue tu instinto.
      Yo era la mujer menos maternal que te puedas imaginar y te aseguro que te nace algo dentro que te permite cuidar a tu bebé mejor que nadie.
      Las hormonas son muy traicioneras y a veces nos hacen sentir fatal pero con apoyo todo se arregla y si aún así te encuentras mal no dudes en buscar ayuda, de verdad.
      Va a salir todo genial, y espero que me lo cuentes cuando nazca tu bebé.
      Un abrazo muuuuuy fuerte.

      Eliminar
    4. Mil gracias! Me animas muchísimo! En cuanto llegue Mario al mundo te lo contaré! Estoy deseándolo! El próximo día 28 tengo la ecografía de las 39 semanas, no sé si llegaremos o no, pero quedará poquito! Hasta pronto! Un abrazo!

      Eliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, desde Cuéntamelo Bajito te informamos de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Cuéntamelo Bajito.

Para subsanar cualquier error o aclarar tus dudas, puedes escribirnos a nuestra email:

• E-mail: cuentamelobajitoweb@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...